Reparar una llanta ponchada de 5 formas diferentes

on
Categorías:Datos curiosos, Llantas Maxxis, Noticias de automóviles, Tips de llantas

Para reparar una llanta ponchada siempre es importante cargar un neumático de repuesto en el auto además de herramienta básica, pero supongamos que no contamos con una llanta auxiliar incluso si no contáramos con un “gato” descubre las maneras en las que pudiera salir de este problema.

La quinta rueda o la rueda de repuesto se implementó en los vehículos a principio del siglo XX debido a la frecuencia con que se pinchaban las llantas y lo molesto que era en caso de no tener los medios para dar una solución rápida al problema.

En la actualidad muchos vehículos cuentan con su llanta de repuesto incluso con su herramienta para realizar el cambio, sin embargo, hay muchos otros autos que no cuentan con llanta y tampoco con la herramienta.

Lo primero a tomar en cuenta es al bajar del vehículo tener la precaución y utilizar señales que ayuden a los otros automovilistas a detectar que tenemos un problema con nuestro auto.

 ¿Qué puedo hacer si mi llanta se ponchó?

Aunque no lo creas hay más de una opción para salir de este problema y seguir en el camino, incluso sin un gato.

1. Llanta idéntica.

Una buena opción es que al momento de que hagas el cambio de llantas y adquieras tus nuevos neumáticos conserves una que se encuentre tal vez desgastada, pero en buen estado, si ya cuentas con tu kid para cambiar el neumático pronto podrás seguir tu camino sin tanto problema.

2. Llanta de repuesto.

Siendo un problema bastante común para cualquier persona que sea conductor las agencias automotrices optaron por incluir una llanta de emergencia para sus autos, esta llanta si bien como su nombre lo dice es de emergencia es una llanta más pequeña, pero te ayudaría a salir rápido de un apuro, aunque tienes que tener las precauciones como por ejemplo no manejar a más de 80 kl/hr debido a que no es la misma estabilidad que la llanta convencional.

3. kit de reparación.

Una opción practica para ahorrar espacio en el maletero es el kit de reparación, que consiste en un pequeño compresor, una llave para retirar válvulas y un pegamento químico que sellara la llanta, en el siguiente vídeo aprenderás como hacerlo.

4. Kit casero.

Consiste en un kit que puedes encontrar en tiendas de accesorios para auto, consiste en un trozo de cuerda con pegamento industrial que se añade a la pinchadura de la llanta, con ayuda de dos sencillas herramientas, sin necesidad de un gato o tener que quitar la llanta.

5. Vulcanizadora mas cercana.

Esta podemos contemplarla como una opción en caso de que no contemos con ninguna de las opciones anteriores, lo importante es que cuentes con la herramienta para poder desmotar la llanta, de no ser así te sugiero pedir algún transporte como taxi o de la aplicación de tu preferencia, por dos importantes razones para que te preste su herramienta y para que te lleve reparar una llanta ponchada.