¿Cómo cambiar las llantas de un carro?

on
Categorías:Llantas, Tips

¿Alguna vez has estado en una situación o accidente, dónde te preguntes cómo cambiar las llantas de un carro por tu mismo?

Para muchos puede parecer la peor escena posible, pero simplemente se necesita saber los pasos básicos para poder realizarlo de manera rápida y sencilla.

8 pasos básicos para cambiar la llanta

  1. Coloca el carro en un lugar seguro y en superficie plana: hay que asegurar el carro con el freno de estacionamiento para que no tenga movilidad, ya sea del lado que se vaya a cambiar la llanta” (la de atrás o delantera).
  2. Ten herramientas: llanta de respuesto, una cuña (puede ser un pedazo de madera, una piedra), una llave cruz y un gato hidráulico.
  3. Pon el freno y coloca la cuña:  asegura el carro con el freno de mano, luego coloca una cuña, puede ser un pedazo de madera o una piedra. Si vas a cambiar la llanta delantera, coloca la cuña en la parte trasera, y si vas a cambiar la llanta trasera, viceversa.
  4. Afloja las tuercas: afloja las tuercas de la llanta mientras el auto este aún en el suelo. Gírala en sentido contrario a las manecillas del reloj. No las quites.
  5. Levanta el auto: coloca el gato hidráulico. Por lo general, todo vehículo tienen una parte pequeña en el chasis cerca de la rueda, para poner el gato hidráulico. Se procede a levantar el carro.
  6. Quita las tuercas y las copas del automóvil: ya levantado el vehículo, se quitan las tuercas. Recuerda: gira las tuercas en sentido contrario a las manecillas del reloj. Repite este paso con todas las tuercas, después quitalas  por completo.
  7. Retira la llanta: retira la llanta dañada, guárdala en el maletero, para después llevarla a reparación.
  8. Coloca la llanta de repuesto: coloca la llanta en el centro, procede a poner las tuercas, apretándolas de manera moderada. Baja el vehículo. Termina de apretar las tuercas o tornillos con la llave de cruz. Retiras el gato hidráulica. Y listo.

Con estos pasos, un poco de paciencia y sentido común, podrás salir del apuro mientras llegas con un profesional.