Historia del neumático

on
Categorías:Datos curiosos, Llantas

Historia del neumático, desde su origen hasta nuestros días

Hay muchas controversias sobre cuándo y quién inventó el neumático, pero una muy probable en el año 1888,  John Boyd Dunlop fuera el primero que se le ocurrió la idea de montar unos tubos de caucho inflados sobre las ruedas de madera de un triciclo y cubrirlos de una lona, creando los primeros neumáticos con cámara de aire.

Tres años después, los hermanos Michelin patentaban los neumáticos desmontables sobre la base de la bicicleta y para probar su eficacia promovieron una carrera  entre Paris y Clermont-Ferrand (sede de la compañía). La idea fue de Édouard Michelin, que soñaba con patentar un neumático fácil de reparar después de que un ciclista se acercara a la planta de la empresa francesa en busca de material para reparar su neumático Dunlop. Tardó más de tres horas en repararlo, y eso le hizo pensar a Michelin que tenía que haber una forma más sencilla de hacerlo.

En 1895, Michelin volvió a cambiar la historia del neumático al incorporar por primera vez los neumáticos con cámara de aire en un coche.

Hacia 1910, las llantas se equiparon con un aro metálico en el talón, destinado a mejorar la rigidez total de la rueda. También se adoptaron estructuras y se añadió una base de carbón para aumentar su resistencia a la abrasión.

Para 1915, los alemanes pusieron a punto un caucho sintético.

En los años 1920, la tela tejida desapareció y fue sustituida por tejidos con cables de metal sin trama.

Hasta 1937, Michelin creó la carcasa de acero y el 4 de junio 1946  inventan y patentan la llanta radial que desde entonces ha sido utilizado por todos los fabricantes.

Ya en los años 80, Pirelli inventa los neumáticos de perfil bajo, una innovación tecnológica fundamental que permite reducir la altura de los flancos.

 

Siglo XX

Independientemente de quién, cómo y de qué manera empezó la historia del neumático a finales del s. XIX y principios del s. XX, lo cierto es que sin él no sólo no se podría entender el automóvil sino la movilidad en sí misma.

El neumático hizo que los viajes dejaran de ser tortuosos para convertirse en placenteros y contribuyó al desarrollo de muchos negocios dependientes de la movilidad. Hoy en día los fabricantes centramos nuestros esfuerzos en la seguridad y en la eficiencia sin perder de vista la idea con la que nacieron: hacer la vida un poco más confortable.