Tecnología de la NASA en las llantas

on
Categorías:Datos curiosos, Llantas

¿Sabías que la tecnología de la NASA se aplica en las llantas? El avance tecnológico se ha utilizado en la fabricación de las llantas permitiendo que los neumáticos ahorren peso de hasta 600 kilos y combustible de un cuatro a ocho por ciento.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y una llantera aliada, han desarrollado este nuevo neumático que no requiere de inflado, para transportes de largo alcance en la Luna.

Está compuesta de 800 resortes y diseñada para soportar vehículos más pesados y capaces de recorrer mayores distancias que las usadas por el vehículo lunar Apollo. Esto permitiría exploraciones de mayor alcance y el eventual desarrollo de mantenimiento para una estación lunar.

 

Más aplicaciones

Recientemente se presentó un prototipo de llanta que funciona sin aire:  iFlex. Utiliza poliuretano resistente en vez de aire para la construcción interna de la llanta. La intención es eliminar las ponchaduras y reducir el consumo de combustible, como el costo de producción.

Aparte, uno de los avances más notables dentro de la industria,  es la tecnología RunOnFlat que ofrece un refuerzo al neumático permitiendo que siga rodando hasta 80 kilómetros después de una ponchadura. Este refuerzo se aplica con un soporte en el interior de la banda de rodamiento y reforzando los flancos contra deformaciones.

Funciona perfectamente sin aire, por tal motivo es necesario un Sistema de Control de Presión (TPMS), para avisar al conductor que una llanta ha perdido presión.

También están las que ofrecen un mayor ahorro de combustible debido a su compuesto “Nano Protech”.

Otra es, ECOPIA es parte de las tecnologías para tus llantas que reduce la pérdida de energía a nivel molecular.

VAI + , otro ejemplo, son indicadores visuales de alineación que avisan al conductor sobre posibles fallas en la alineación del vehículo.

Están los neumáticos que garantizan un 30 por ciento más de rendimiento y tracción en cada llanta. Las laminillas Matrix, por ejemplo, también proveen una mayor tracción y estabilidad.

La tecnología “DuraShield” se compone de un casco de construcción radial con cables de acero y protectores de hule en las orillas de los cinturones de trabajo para ofrecer mayor durabilidad.

 

Desde el comienzo de la historia del neumático, se han innovado, transformado y aplicado tantas tecnologías que cada día nos acercamos a no tener límites. Interesante, ¿cierto?.