Tipos de llantas de refacción

on
Categorías:Datos curiosos, Llantas Maxxis, Noticias de automóviles, Tips de llantas

Es probable que en algún momento de nuestra vida suframos de una llanta ponchada, ya sea por malas condiciones del camino o por deterioro con el tiempo de los neumáticos. Es por ello que a través de este blog compartiremos los tipos de llantas de refacción que existen para su utilización pero…  ¿Que tan fácil puede ser el identificar las diferentes ventajas y desventajas  que estas nos ofrecen? Eso dependerá de cada persona, para ello es importante esclarecer en nuestra mente las necesidades y posibles preferencias.

1. -Llanta de refacción de tamaño regular y uso temporal

Estas llantas de refacción tienen el mismo tamaño de rueda y rin que las originales, pero están construidas de un material más liviano y tienen una profundidad de huella más pequeña. Esto se hace con el fin de que sea más sencillo instalarlas a la hora de que se poncha un neumático. Y la intención es que se usen solamente para llegar al taller y reponer o reparar la llanta original. No están diseñadas para rodarse por mucho tiempo o a altas velocidades.

2.-Llanta de refacción igual a la original

Estas llantas de refacción requieren de más espacio de almacenamiento, pero es la más versátil. Al momento de sustituirla nos permite más flexibilidad, no tengo que cambiarla inmediatamente. Normalmente estas llantas tienen un rin distinto a las llantas originales pero el neumático es igual, y tienen la misma profundidad de huella. Lo que las hace muy similares en uso y seguridad. Solo hay que verificar que estén bien instaladas.

3.-Llanta de refacción temporal compacto

Estas llantas de refacción están diseñadas más pequeñas y delgadas que las llantas y rines originales del vehículo. Son de peso ligero, y su banda de rodamiento no es tan profunda, lo cual tiene la ventaja que no ocupan mucho espacio cuando están almacenadas. Sin embargo hay que considerar que estos neumáticos están hechos especialmente para el auto en el que vienen, y solo se deben usar por un tiempo muy limitado a velocidad baja. Nuevamente con la intención de llegar al taller a reparar la llanta original.